Conocer los mecanismos a través de los cuales los vasos sanguíneos promueven la progresión del cáncer permite identificar potenciales vulnerabilidades

viernes, 29 de marzo de 2019

Mariona Graupera acaba de ser distinguida como la mejor investigadora mujer del CIBERONC, por su trabajo sobre la relevancia de los vasos sanguíneos en la patogénesis del cáncer. En su trayectoria, destaca la identificación de la presencia de mutaciones oncogénicas en el gen PIK3CA en tumores vasculares pediátricos y la demostración de su causalidad en la aparición de dichas neoplasias, hallazgos que han permitido proporcionar un tratamiento farmacológico para combatir estas enfermedades que afectan mayoritariamente a niños. En esta entrevista, aborda los proyectos que centran en la actualidad su trabajo investigador. Y habla de los principales retos de la mujer en la ciencia: “El principal problema son los sesgos no percibidos en los procesos de selección, donde tradicionalmente las mujeres han sido insuficientemente valoradas”.

-¿Cuáles son las principales líneas de investigación en las que trabaja?

- En el laboratorio estudiamos como podemos combatir el cáncer aproximando terapéuticamente los vasos sanguíneos. Específicamente estudiamos tanto modelos donde los vasos sanguíneos (uno de los componentes principales del estroma tumoral) actúan como mediadores extrínsecos del proceso de malignización, permitiendo así la progresión de las células tumorales. Por otro lado, también investigamos aquellas situaciones donde las células endoteliales, el principal componente celular de los vasos sanguíneos, se convierten en células malignas y son las causantes de la aparición de tumores vasculares. Estos procesos los estudiamos utilizando la vía de la PI3K/PTEN como paradigma de vía de señalización muy relevante en los vasos sanguíneos.

-¿En qué proyectos trabaja en estos momentos?

-De nuestro trabajo actual, destacaría dos proyectos principales. Por un lado, buscamos vulnerabilidades estromales en el cáncer de próstata con el objetivo principal de dilucidar cuáles son los mecanismos de su progresión. Por otro lado, estamos trabajando en la identificación de los mecanismos moleculares inducidos por mutaciones oncogénicas en tumores vasculares pediátricos.

-¿Qué resultados destacaría de esta trayectoria investigadora?

-El resultado más destacado de mi trayectoria ha sido la identificación de la presencia de mutaciones oncogénicas en el gen PIK3CA en tumores vasculares pediátricos, así como la demostración de su causalidad en la aparición de dichos tumores. Estos hallazgos han permitido proporcionar un tratamiento farmacológico para combatir estas enfermedades. Es un resultado más satisfactorio, si cabe, porque estos tumores/malformaciones vasculares afectan normalmente niños, un colectivo altamente vulnerable y contra el cual es difícil identificar terapias efectivas y seguras.

-Su grupo investiga el papel de las moléculas de señalización, incluida la PI3K / PTEN, en la biología de las células endoteliales, ¿cuál es la relevancia de esta línea de trabajo para los avances de la investigación en cáncer?

-Nuestra investigación ha producido varios trabajos científicos que demuestran la elevada sensibilidad de las células endoteliales a la vía de señalización mediada por la PI3K/PTEN. Esto explica, en parte, el por qué evolutivamente de la existencia de mutaciones oncogénicas en componentes de la vía de PI3K/PTEN como causantes de tumores vasculares. Resulta interesante que dichas mutaciones son las mismas mutaciones que dan lugar a tumores epiteliales. Nuestra investigación desde un contexto vascular tiene también una alta repercusión en los tumores de origen epitelial, típicos de los individuos adultos.  

-¿Qué ha aportado a su actividad investigadora el formar parte del CIBERONC?

-Poder interaccionar con grupos punteros españoles en el campo del cáncer, compartir ideas, herramientas y aproximaciones experimentales. Además, la financiación continuada obtenida por el CIBERONC me ha permitido poder invertir estratégicamente en las líneas de investigación centradas en el estudio de los mecanismos moleculares implicados en la progresión del cáncer de mi laboratorio.

-Acaba de ser elegida mejor investigadora del CIBERONC por su trabajo sobre la relevancia de los vasos sanguíneos en la patogénesis del cáncer, ¿cuál es la aportación de este trabajo en el avance del conocimiento en los mecanismos de progresión del cáncer?

-Conocer los mecanismos a través de los cuales los vasos sanguíneos promueven la progresión del cáncer permite entender el contexto en que los tumores progresan e identificar potenciales vulnerabilidades de éstos. 

-¿Cómo percibe la situación de la mujer en la actividad científica desde su propia experiencia como investigadora?

-Como mujer, hay ciertos elementos que claramente suponen un reto personal, como puede ser en mi caso la maternidad. Más allá, entiendo que el principal problema de nuestra sociedad son los sesgos no percibidos en los procesos de selección, donde tradicionalmente las mujeres han sido insuficientemente valoradas.

-¿Cuáles son las principales fortalezas de las mujeres científicas?

-Personalmente considero que por condición de sexo no se definen las cualidades de nadie. Un buen científico, independientemente de su género, tiene que ser creativo, original, intuitivo y perseverante. Si esto se combina con una personalidad agradable, se me hace difícil visualizar los límites de dicho investigador.

-¿Percibe avances en la eliminación de las barreras de género en la ciencia?

-Creo que poco a poco se va avanzando en la eliminación de dichas barreras. Y me gustaría poner dos ejemplos: por un lado, se está generado una conciencia adecuada para evitar los sesgos por motivos no objetivos; por otro, se están diseñando ciertas políticas que apoyan las dificultades intrínsecas a procesos como puede ser la maternidad. Personalmente, pienso que la educación en edades tempranas es la base para poder minimizar las posibles barreras de género.