Hallan una ruta implicada en la estructura y respuesta terapéutica del cáncer de mama

Grupo de investigación liderado por Xosé Bustelo del CIBERONC en la Fundación Investigación del Cáncer de la Universidad de Salamanca
CIBER | jueves, 17 de enero de 2019

Investigadores del Programa de Mecanismos de Progresión Tumoral del CIBER en su área temática de Cáncer (CIBERONC) han dado un paso decisivo en el camino para descubrir factores que permitan diagnosticar y tratar el cáncer de mama de una manera más efectiva. En un trabajo publicado en Oncogene dirigido por el grupo de Xosé Bustelo, de la Fundación Investigación del Cáncer de la Universidad de Salamanca, en colaboración con el grupo de Jesús M. Paramio, se ha descubierto una nueva vía de señalización implicada en la regulación de cómo las células cancerosas se pegan unas a otras dentro de la masa tumoral así como los factores genéticos clave que determinan dicha función.

Según explica Xosé Bustelo, “gracias a este trabajo hemos identificado firmas genéticas asociadas a este nuevo proceso biológico que permiten predecir con alta fiabilidad diferentes parámetros de la evolución de pacientes con cáncer de mama, como son su grado de supervivencia a largo plazo, su respuesta a quimioterapia y la probabilidad de desarrollar metástasis pulmonar”.  La capacidad diagnóstica de estas firmas es mejor que otras herramientas diagnósticas disponibles ya en la clínica como es el caso de la firma genética conocida bajo el nombre comercial de MamaPrint.

El cáncer de mama es uno de los más frecuentes en la actualidad. En España se diagnostican cada año unos 15.000 casos nuevos y, en la franja de edad entre los 45 y 55 años, este tumor es el que presenta una mayor mortalidad en mujeres afectadas de cáncer. Aunque mucho menos frecuente, este tumor también se desarrolla en hombres.  Actualmente la tasa de curación de este tumor se encuentra sobre el 66% de los casos. Sin embargo, aquellos pacientes que desarrollan metástasis periféricas o que recurren en la enfermedad tras el tratamiento inicial tienen porcentajes de curación mucho más reducidos.

“Es muy importante, por lo tanto, continuar con esta línea de trabajo descubriendo factores que nos permitan diagnosticar y tratar este tipo de cánceres de manera más efectiva”, explica Xosé Bustelo, coordinador del Programa de Mecanismos de Progresión Tumoral del CIBERONC, que ha liderado este estudio en colaboración con el grupo de Jesús M. Paramio, también perteneciente a este programa. La financiación del trabajo fue posible por aportaciones del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, el Instituto Carlos III (RTICC), la Asociación Española contra el Cáncer, las comunidades autónomas de Castilla-León y Madrid y el Fondo FEDER de la Unión Europea.