La Fundación "la Caixa" financia dos proyectos liderados por investigadores del CIBERONC para el estudio del cáncer

Xosé Bustelo y Felipe Prósper, jefes de grupo del CIBERONC
CIBER | martes, 1 de septiembre de 2020

Dos proyectos liderados por investigadores del CIBER de Cáncer reciben subvenciones de la Fundación "la Caixa" en su  tercera edición de la convocatoria para proyectos de investigación en biomedicina y salud. Se trata de una convocatoria altamente competitiva que se concede a investigadores españoles y portugueses y cuyo objetivo es identificar e impulsar las iniciativas más prometedoras, de mayor excelencia científica y de mayor valor potencial e impacto social, tanto en investigación básica como en clínica o traslacional. 

El proyecto liderado por Xosé Bustelo a través del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca -y que cuenta con una subvención de 498.300€- dará a conocer mejor las mutaciones presentes en linfomas de linfocitos T para mejorar su diagnóstico y tratamiento. Por su parte, el proyecto coordinado por Felipe Prósper desde la Universidad de Navarra como 'consorcio de investigación' -del que forman parte: Jesús San Miguel, Fundación para la Investigación Médica Aplicada (FIMA/CIMA), David Gomez-Cabrero, Fundación Miguel Servet – Navarrabiomed y  Brian Huntly, University of Cambridge, Reino Unido- recibirá un total de 999.410€ y se ocupará de entender la producción de la sangre para comprender las formas más agresivas de la leucemia.

A continuación se incluye un resumen de ambos proyectos que se desarrollaran en los próximos tres años bajo los siguientes títulos:

1. A new functional paradigm for RHOA gene mutations in peripheral T cell lymphoma: functional and clinical implications (UNCHARTED RHOADS)

El cáncer se caracteriza por presentar un gran número de alteraciones genéticas. Sin embargo, hasta ahora, sólo conocemos el papel de un número reducido de ellas en el desarrollo y progresión maligna del cáncer.

Los linfocitos T son un tipo de células del sistema inmunitario encargadas de reconocer y destruir células de nuestro organismo que se hayan convertido en cancerosas o hayan sido infectadas por virus. También favorecen las respuestas de otras células de nuestro sistema inmune como son los linfocitos B. Sin embargo, en algunos casos los linfocitos T sufren alteraciones genéticas que los llevan a convertirse en células cancerosas. Los tumores derivados de estas células, denominados linfomas, se caracterizan por mostrar una baja supervivencia a corto plazo y por carecer de tratamientos efectivos.

"El proyecto de investigación se centrará en el estudio de una serie de alteraciones genéticas del gen RHOA que se encuentran en alta frecuencia en linfomas derivados de los linfocitos T. Además de contribuir a una mejor comprensión de cómo se origina este tipo tumoral, esperamos que este estudio revele información hasta ahora desconocida que permita estratificar y tratar mejor a los pacientes afectados de este tipo de cáncer", comenta el Dr. Bustelo.

2. Gene regulatory NETworks in NORmal and MALignant Hematopoiesis-Identification and Targeting (GR-NET NORMAL-HIT)

La leucemia mieloide aguda es un tipo de cáncer muy agresivo que se inicia en la médula ósea, donde se producen los distintos tipos de células sanguíneas. En muchos casos, este tipo de cáncer pasa rápidamente a la sangre.

La sangre está compuesta por diferentes tipos de células, cada una de las cuales tiene sus funciones, desde transportar oxígeno a combatir infecciones. El control de la producción de la sangre, en la que influyen múltiples factores, no está del todo comprendido y, por lo tanto, tampoco sus alteraciones en la leucemia. Existen una serie de factores que regulan los mecanismos por los que se forman las células de la sangre y que se denominan factores de transcripción (TF) y factores moduladores de cromatina (CF).

"El objetivo de nuestro proyecto es identificar alteraciones que se producen a nivel de estos factores y que conducen al desarrollo de leucemias, para poder identificar nuevos tratamientos dirigidos a la causa de la enfermedad. Para ello utilizaremos ratones sanos y ratones con leucemias en los cuales eliminaremos la expresión de estos factores viendo el efecto que tienen sobre la enfermedad. Una vez identifiquemos factores claves para el desarrollo de las leucemias en los ratones, diseñaremos experimentos similares en células humanas de leucemia. Si obtenemos los mismos resultados, desarrollaremos fármacos dirigidos a alterar estos TF y CF, lo que nos puede llevar a identificar nuevos tratamientos para la enfermedad", asegura el Dr. Pósper.

Más información