CIBERONC coordina dos proyectos de ‘EuroNanoMed’3

Rafael López y María de la Fuente, coordinadores de los proyectos METASTARG y PANIPAC
CIBER | jueves, 29 de noviembre de 2018

María de la Fuente y Rafael López, investigadores del CIBER de Cáncer (CIBERONC) en el Grupo de Oncología Médica Traslacional (ONCOMET) del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS) coordinan dos proyectos europeos enmarcados dentro de la convocatoria ERA-NET Euronanomed III (coordinada por el Instituto de Salud Carlos III) dirigida a promover la aplicación de la nanotecnología en medicina y salud.

Estros dos proyectos europeos para el desarrollo de terapias innovadoras, basadas en nanotecnología, con el fin de obtener un tratamiento del cáncer de pulmón y cáncer de páncreas respectivamente son METASTARG  y  PANIPAC. En ambos proyectos participan investigadores CIBER formando parte de un único equipo de investigación, así como grupos internacionales y compañías para el desarrollo de la tecnología. La financiación total para cada uno de los proyectos supera el millón de euros.

El principal objetivo de METASTARG es desarrollar nuevas herramientas que permitan la detección temprana de células que han diseminado a otros órganos, para liberar terapias específicas, de forma que sea posible interrumpir la progresión de metástasis. Para ello se hará uso de nanopartículas que han sido desarrolladas y patentadas por la Unidad de Nano-Oncología. "El impacto potencial de este proyecto es enorme, pues la formación y crecimiento de metástasis determina una menor supervivencia a la enfermedad", asegura María de la Fuente, coordinadora del proyecto e investigadora del CIBERONC en el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela.

El equipo del CIBER se complementa con expertos en cáncer de pulmón y biopsia líquida de CIBERONC (grupo de Eloisa Jantus y Carlos Camps, de la Fundación de Investigación del Hospital General de Valencia, con quienes la Unidad de Nano-Oncología ya colabora en el marco del proyecto APTALUNG, recientemente concedido), y expertos en modelos 3D de CIBER-BBN (Elena Martínez).

El consorcio lo completan expertos internacionales en nanotecnología (International  Iberian Nanotechnology Laboratory, INL, Portugal) e interacción con proteínas plasmáticas (Institute of Physical Chemistry “Ilie Murgulescu” of the Romanian Academy, Rumanía), diseminación tumoral y modelos animales (Fondazione IRCCS Istituto Nazionale dei Tumori, Italia), así como compañías que se encargarán de mejorar y optimizar la tecnología incorporando aptámeros que faciliten su interacción con células metastásicas (Aptus Biotech S.L, que también participa en APTALUNG), y del desarrollo de procesos de producción industriales para los nanomedicamentos que se desarrollarán (Holochem).

Por su parte, PANIPAC -coordinado por Rafael López del CIBERONC- busca modificar el microambiente tumoral en cáncer de páncreas, para poder tratar a los pacientes con nuevos medicamentos de inmunoterapia, que aunque están  dando lugar a resultados altamente prometedores en otro tipo de tumores, siguen sin ser efectivos en cáncer de páncreas, uno de los más letales en la actualidad.  Con esta finalidad, se desarrollarán nanopartículas fotoactivables y compuestas a base de lípidos bioactivos.

Además de la Unidad de Nano-Oncología, participan en el equipo otros investigadores del CIBER-BBN con experiencia en fotónica (grupo de Jose Miguel López Higuera) y del CIBERONC con capacidad para evaluar nuevos tratamientos de inmunoterapia en cáncer de páncreas (grupo de Joaquín Arribas).

El consorcio se completa con otras cuatro instituciones, con expertos en el estudio del cáncer de páncreas  (Universidad Autónoma de Madrid / Instituto de Investigaciones Biomédicas “Alberto Sols” CSIC-UAM), el microambiente tumoral (IRCCS Ospedale San Raffaele, Italia), y modelos de la enfermedad adecuados para la evaluación de nuevas aproximaciones terapéuticas basadas en nanotecnología (CNRS, Université Paris-Sud, Francia). De nuevo participa en el consorcio la empresa francesa Holochem, que se encargará de adaptar la producción de la nanotecnología a procesos industriales.