El estudio internacional SIENDO muestra la eficacia de la incorporación del fármaco selinexor al tratamiento en pacientes con cáncer de endometrio

El investigador del CIBERONC Alejandro Perez Fidalgo coordina el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario
INCLIVA | viernes, 25 de marzo de 2022

El estudio SIENDO, cuyos resultados acaban de presentarse en la Plenaria Virtual de ESMO (European Society for Medical Oncology) 2022 y en el Congreso SGO (Society of Gynecologic Oncology) 2022, muestran la eficacia de la incorporación del fármaco selinexor al tratamiento en pacientes con cáncer de endometrio avanzado, al disminuir los riesgos de recaída y mejorar significativamente el índice de supervivencia.

SIENDO es un estudio internacional liderado por la red europea ENGOT (European Network for Gynaecological Oncological Trial groups), en el que España ha participado a través del grupo GEICO (Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario), siendo el coordinador nacional y segundo firmante de la comunicación José Alejandro Pérez-Fidalgo, investigador del CIBERONC en el Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA y el Hospital Clínico de València y coordinador del Comité Científico de GEICO.

El estudio, desarrollado entre 2018 y 2021, es de una gran trascendencia, ya que “en más de tres décadas no habíamos asistido a ninguna novedad relevante en el tratamiento del cáncer de endometrio en estadios avanzados (con metástasis) en primera línea (la primera vez que se administra tratamiento de quimioterapia en enfermedad avanzada)”, explica el Dr. Pérez-Fidalgo, quien añade que “los resultados de SIENDO, en el que INCLIVA ha participado activamente, suponen un verdadero hito en el manejo del cáncer de endometrio avanzado. En concreto, el beneficio de la cohorte pre-especificada p53 wild type es tan importante que nunca se había visto en este tipo de tumor”.

El Dr. Antonio González-Martín, presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO), comenta que “desde GEICO nos sentimos extremadamente orgullosos por haber contribuido de manera tan significativa a este avance para nuestras pacientes con cáncer de endometrio”.

Los resultados presentados en ESMO confirman que selinexor reduce en un 30% el riesgo de progresión en toda la serie de pacientes incluidas, con un incremento de casi dos meses de la supervivencia libre de progresión (SLP) -proporción de pacientes que, transcurrido un período de tiempo definido, no empeoran, es decir, se mantienen sin progresión de la enfermedad-, siendo estas diferencias estadísticamente significativas.

Sin embargo, lo especialmente llamativo es que en las pacientes sin mutación p53 (las p53 wild type) muestran un importantísimo beneficio, con una reducción del riesgo de recaída superior al 60% y una ganancia en supervivencia de más de diez meses.

La toxicidad más frecuente fueron las náuseas y los vómitos, que llegaron a presentarse de forma leve en más de un 80% de las pacientes. No obstante, la calidad de vida fue similar a la de las pacientes tratadas con placebo y el índice de abandono del tratamiento fue de tan solo un 10%.

Selinexor es un nuevo fármaco oral que tiene un mecanismo de acción especial, ya que bloquea un transportador de proteínas entre el núcleo y el citoplasma celular. Las proteínas reparadoras como p53 o BRCA requieren ser renovadas, se sintetizan en el citoplasma y entran en el núcleo a través de una puerta (o transportador). Al bloquear esta puerta, selinexor impide la renovación de estas relevantes proteínas que permiten sobrevivir al tumor. Al acumularse proteínas en degradación en el núcleo que no pueden ser renovadas se produce la muerte celular del tumor.

El estudio SIENDO, en el que se evaluó el papel del selinexor, es el primer estudio en décadas que demuestra un incremento en la supervivencia en este tumor. Las pacientes que han respondido al tratamiento con taxol-carboplatino eran randomizadas a recibir placebo vs selinexor. El diseño es de un ensayo fase III clásico randomizando a las pacientes 2:1 a recibir selinexor vs placebo una vez habían finalizado la quimioterapia de taxol-carboplatino y habían obtenido una respuesta a este tratamiento. Se incluyeron un total de 263 pacientes (174 recibieron selinexor y 89, placebo).

Sobre el cáncer de endometrio

El cáncer de endometrio, también llamado cáncer de útero, es el tumor ginecológico más frecuente en los países desarrollados y se desarrolla frecuentemente en pacientes con una media de edad de entre los 60 y los 65 años y con comorbilidades, como hipertensión y diabetes y obesidad.

En España, el cáncer de endometrio es la cuarta neoplasia más frecuente en mujeres, con 6.784 nuevos casos en 2018, aproximadamente con una incidencia de 13,7 casos/100.000 mujeres /año y una mortalidad de 3,6 casos/ 100.000 mujeres/ año según la SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica). La mayoría de los casos se diagnostican en estadios iniciales, lo que permite que sean intervenidos y obtener largas supervivencias con los tratamientos combinados de cirugía, quimioterapia y radioterapia. Sin embargo, en las pacientes con estadios avanzados y metástasis a distancia (cáncer que se disemina desde el tumor original o primario hasta órganos o ganglios linfáticos lejanos) la supervivencia es de solo un 25% a los 5 años.