Identifican un nuevo biomarcador tumoral en cáncer de endometrio, de pulmón y colorrectal

Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR)
CIBER | lunes, 23 de diciembre de 2019

Investigadores del CIBERONC en el Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) y el Instituto de Investigación Biomédica de Lleida han realizado tres estudios - que han contado con Eva Colàs como investiigadora principal y Xavier Matias-Guiu como coordinador- para profundizar en el potencial diagnóstico y pronóstico de la determinación de los miRNA presentes en vesículas extracelulares (VE) como biomarcadores tumorales en tres tipos de cáncer: colorrectal, de pulmón y de endometrio.

Los microARN (miRNA) son fragmentos de ARN pequeños, no codificantes, que se encargan de unirse al ARN mensajero (ARNm), provocando la degradación de este ARNm y por tanto impidiendo la expresión de algunas proteínas. Los miRNAs se sintetizan dentro de la célula y éstos pueden ejercer su función allí mismo o en otra célula. Uno de los métodos para llegar a otras células, es su encapsulación en VEs.

Las VEs son secretadas por varios tipos de células y tienen funciones de comunicación intercelular. Esta comunicación se lleva a cabo gracias al contenido que las VEs encapsulan, ya sea miRNAs, proteínas, metabolitos, etc. Las VEs se pueden medir en diversos líquidos corporales (biofluidos) y resultan de gran interés como portadores de biomarcadores. La ventaja de poder hacer el diagnóstico o el seguimiento de los pacientes a través de la determinación de los miRNA que contienen las VEs a fluidos proximales es que estas contienen una gran cantidad de información relevante del tumor en un material de más fácil acceso.

Cáncer de endometrio

El diagnóstico de cáncer de endometrio avanzado supone una tasa de supervivencia muy baja (16%) en comparación a la del diagnóstico precoz (95%). Además, la recurrencia en este tipo tumoral está asociada a una elevada mortalidad. En este caso, los investigadores plantearon buscar los miRNA presentes en las VEs recogidas del líquido peritoneal de pacientes con cáncer de endometrio para evaluar el potencial uso de este fluido como fuente de biomarcadores.

Los resultados de este estudio, publicado en la revista  Cancers, muestran 114 miRNA desregulados en cáncer en comparación con pacientes sanos. Y de ellos, ocho miRNA presentan un elevado valor como biomarcadores de la enfermedad.

Cáncer colorrectal

Los investigadores estudiaron los miRNAs presentes en VEs en el lavado peritoneal de los pacientes con cáncer colorrectal y de líquido ascítico en pacientes con otras patologías. El lavado peritoneal permitió la detección de 210 miRNAs desregulados. Entre estos, 10 biomarcadores presentan un alto valor de sensibilidad y especificidad para diagnosticar cáncer colorrectal.

El estudio se publicó en la revista Journal of Translational Medicine.

Cáncer de pulmón

Por último, en el cáncer de pulmón, la detección de biomarcadores de diagnóstico precoz es importante porque es el responsable del 25% de mortalidad asociada al cáncer. La detección de células tumorales en el líquido pleural es un factor de mal pronóstico, pero no se ha investigado antes el rol de la detección de miRNAs en la pleura.

En el estudio, publicado Scientific Reports, se identificaron 14 miRNAs desregulados, y se escogieron tres de ellos como posibles biomarcadores diagnósticos para el cáncer de pulmón de célula no pequeña (NSCLC, el 80% de los casos de cáncer de pulmón). De estos tres, el miRNA 1-3p se encuentra menos expresado, y actúa como supresor tumoral en diferentes tipos de cánceres. Otro miRNA, el miRNA-144-5p, se ha visto que tiene un papel antitumoral en otros tipos de cánceres y se podría utilizar como diana terapéutica en el futuro.

Los tres estudios concluyen que habría que estudiar el papel de estos miRNAs en grupos más grandes de pacientes para acabar de determinar cuál es su significado, si son marcadores de mal pronóstico, o si se pueden utilizar como herramientas para el diagnóstico precoz.

Referencia del estudio

EV-associated miRNAs from pleural lavage as potential diagnostic biomarkers in lung cancer